Universidad del SUJ impulsa diálogo sobre experiencias para la construcción de la paz
  • Representantes de la iniciativa privada, del gobierno y de la academia participaron en el diálogo público titulado “Voces para la resolución de conflictos y paz”, convocado por la Maestría en Derechos Humanos y Paz de la universidad del SUJ, ITESO.
  • En México la defensa de los derechos humanos y el trabajo por la paz tiene una larga historia…, tan larga como su tradición de conflictos, violencia y falta de justicia. El trabajo colaborativo multisectorial es fundamental para lograr impactos significativos.

 

 

En la experiencia del SUJ, el trabajo colaborativo tiene muchas mayores oportunidades de lograr impactos estructurales, sostenibles y con capacidad de afectar múltiples dimensiones. Con la finalidad de reflexionar sobre las experiencias de trabajo a favor de la resolución de conflictos y la construcción de la paz, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) abrió un espacio de diálogo multisectorial.

 

El panel integrado por representantes del sector privado, de la academia, de la sociedad civil y del poder público arrancó sus reflexiones en voz de Guillermo Zepeda, Director del Instituto de Justicia Alternativa de Jalisco, quien señaló que hoy en día se crean instrumentos para identificar y medir la paz positiva con la finalidad de no sólo medir la violencia: “El Instituto de Justicia Alternativa de Jalisco contribuye a que las comunidades generen competencias para la mediación de conflictos. Apostamos por una visión de derechos humanos que no se quede en el enfoque de seguridad”.

 

Aurora Hernández, gerente de la Fundación Arriva Hospitality Group, señaló que su institución se enfoca en tres áreas: salud, educación y medio ambiente. José Mario de la Garza, presidente Renace AC, expuso que su organización acompaña los procesos legales de personas en prisión y, una vez que salen, Renace contribuye a su reinserción laboral. Esta organización también brinda orientación a las comunidades para que accedan a la justicia y al cumplimiento de sus derechos humanos a través de juicios de amparo.

 

Giovana Ríos, académica de derechos humanos en el ITESO, compartió que en esa universidad todas las currículas de licenciatura tienen materias orientadas a favorecer el diálogo y el trabajo colaborativo para la paz. Sumado a lo anterior, el ITESO también cuenta con la Clínica Jurídica Ignacio Ellacuría y el Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez.

 

Una vez expuestas las tareas y métodos de trabajo de cada institución, los representantes de cada sector dilucidaron sobre los retos a que se enfrentan en sus diferentes áreas de acción. Al respecto, José Mario de la Garza señaló que en su ámbito de trabajo el reto es encontrar abogados con visión y compromiso social pues las universidades suelen formar profesionistas con perfiles individualistas. Giovanna Ríos observó que en la academia es necesario lograr que más personas se interesen en generar puentes, así como despertar el interés por formarse en derechos humanos. Guillermo Zepeda señaló que un reto es lograr capacitar a policías y funcionarios públicos en métodos alternativos de justicia. Finalmente, Aurora Hernández señaló que la fundación en que trabaja siempre se busca establecer aliados dispuestos a apoyar causas de paz.

 

Sin duda, el trabajo que realizan decenas de organizaciones civiles, instituciones públicas, universidades y organismos empresariales a favor de la paz es fundamental en nuestro país. Sin embargo, el contexto actual nos habla de la necesidad de llevar dichas iniciativas al siguiente nivel para lograr mejoras sustantivas y permanentes en la calidad de vida de la población. Un aspecto central para lograr dicho objetivo es que los distintos actores de la sociedad trabajen de manera colaborativa, en vez de hacerlo de manera aislada.

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish