Por una propuesta innovadora, crean Red de Educación Continua del SUJ
  • Directores(as) de Educación Continua de IBERO CDMX, IBERO Tijuana, IBERO Puebla, IBERO Torreón, IBERO León, ITESO y TUVCH, reflexionaron cómo se hizo frente a los retos en el contexto de la pandemia.
  • A pesar de la pandemia, la innovación ayudó a consolidar una plataforma de servicio educativo entre las universidades del SUJ.

 

Por: Diego Miguel Angel Rivera Mares, responsable de Investigación de Mercados y Tendencias de Diplomados IBERO

 

No cabe duda que los momentos de crisis o tensión nos incentivan a pensar diferente, a mejorar, a innovar en cualquiera de los ámbitos y en cualquiera de los sectores en los que uno se encuentre. Sin duda, esto puede significar la oportunidad para romper paradigmas y aventurarse a profundas transformaciones, aunque también es necesario mantener una mente abierta, así como la disposición para adaptarse al contexto en el que nos encontramos.

 

La misión educativa es uno de los primeros peldaños para el Sistema Universitario Jesuita, en este contexto, se llevó a cabo la reunión de directoras y directores de Educación Continua en la que participaron la Mtra. Verenice Lozano Sosa, del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH); Mtra. Erika Ollinger Lamadrid, de IBERO Puebla; Dr. Tomás Francisco del Bosque Rodríguez, de IBERO Torreón; Mtra. Mónica Durán Labrador, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO); Mtra. Ma. Guadalupe Hinojosa Ángel, de IBERO León; Mtro. Moisés Espitia Gutiérrez, de IBERO Tijuana; y el Mtro. Randolfo González de la Mora de IBERO CDMX.

 

Durante la reunión, se reflexionó sobre cómo se hizo frente a los retos de los dos últimos años en el contexto de la pandemia y de qué manera se afrontaron en cada una de las Direcciones de Educación Continua de las diferentes universidades que fueron convocadas.

 

La mayoría de las respuestas coincidieron en que la innovación ayudó a consolidar una plataforma de servicio educativo, con la incorporación de recursos tecnológicos para la promoción y el diseño de diplomados y cursos en la nueva realidad que nos interpela, además de migrar el aprendizaje virtual 100% en formatos a distancia online e híbrida y continuar con la profesionalización de los estudiantes seguidores de la marca IBERO, así como del mercado global para no detener la profesionalización de las personas que confiaron en estas universidades.

 

Uno de los elementos más novedosos que se presentó en la reunión, fue la flexibilidad con la que se trabaja en la Dirección de Educación Continua, en todos y cada uno de los campus, para la elaboración de programas a la medida, adecuados a las necesidades de los diferentes sectores como el público, el empresarial, el social e incluso el educativo.

 

Los avances que se tuvieron en estos dos últimos años obligaron a repensar a las directoras y directores sobre qué quieren lograr en los años venideros, en donde es imperante dejar el letargo de la comodidad y la conformidad y, por el contrario, hacer análisis e investigación sobre cómo ayudar en tiempos más cortos.

 

Es aquí donde entra la siguiente frase de Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Tomando en cuenta la frase anterior, es que se da la pauta a las siguientes preguntas: ¿Qué pasaría si nuestra organización no se renovara en los siguientes tres años? y, ¿qué pasaría si nosotros mismos no nos actualizamos?

 

Mediante estos cuestionamientos es que las acciones que se pretenden tomar aproximante en los laboratorios de innovación educativa, lo cual nos da claridad para señalar que cada una de las direcciones de Educación Continua se comprometen en tratar de incidir en las y los estudiantes para generar un pensamiento crítico determinado por un perfil humanista, vinculado de manera profunda con el modelo y proyecto educativo de las universidades jesuitas.

 

Es necesario mencionar la coincidencia de puntos entre las universidades para responder a la exigencia de la crisis sanitaria, entre las que destacan:

 

  1. Migrar de una oferta 100% presencial a una oferta complementaria de programas en modalidades a distancia, online e híbridas.
  2. Uso y adaptación de tecnologías y plataformas para transitar a lo digital.
  3. Capacitación de docentes, coordinadores y equipo DEC en temas tecnológicos, digitales y didácticos.
  4. Implementación de webinars, bootcamp, master class, grupos masivos e intensivos que les ayudaron a mantener temas de tendencia y lograr una mayor visibilidad al exterior.
  5. Mejorar la calidad de servicio mediante el uso de recursos digitales como redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter y WhatsApp).
  6. Expansión de clientes a nivel nacional e internacional por la implementación de modalidades a distancia, online e híbridas.

 

Lo anterior, habla de un modelo de negocio cambiante y que se puede adaptar a las necesidades de cualquier contexto. Asimismo, y tras la revisión puntual de cada una de las universidades es que se concibió el nombre de Red de Educación Continua del Sistema Universitario Jesuita.

 

Finalmente, las directoras y directores de Educación Continua tendrán una próxima reunión en el mes de mayo para dar continuidad a este proyecto, que augura cosas importantes en el sector educativo, y en donde se presentarán propuestas de cambio e innovación en los ámbitos que competen al sector educativo para satisfacer la demanda y las necesidades reales de actualización y formación para la vida y la profesionalización de las personas. Condición que hoy apremia, debido a la revolución cultural, organizacional y tecnológica precipitada por la pandemia.

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish