La revocación de mandato como mecanismo de participación ciudadana y rendición de cuentas
  • “En México los mecanismos de participación ciudadana se han ido sumando poco a poco. La revocación de mandato es una vía para que la ciudadanía se exprese y pueda pedir al funcionario dejar su puesto porque no está cumpliendo con su labor”, académico en el SUJ.

 

 

El Dr. Enrique Gutiérrez Márquez, académico en el SUJ y especialista en Ciencias Sociales y Políticas, señala que a nivel político electoral el elemento más evidente es salir a votar; sin embargo, no es la única manera en que las y los ciudadanos podemos participar.

 

El Dr. Gutiérrez precisa que existen modalidades de participación como la consulta popular, la revocación de mandato, referéndum, derechos de audiencia, presupuestos participativos, entre otros: “En la CDMX hay más de 22 mecanismos de participación ciudadana. Durante mucho tiempo ésta participación no fue formal, luego las diferentes modalidades se fueron incorporando a las legislaciones locales y, al final, algunas se retomaron en el ámbito federal con la reforma de 2014”.

 

El referéndum, los presupuestos participativos, la revocación de mandato son herramientas hechas para que la ciudadanía pueda emitir su opinión.

 

Gutiérrez Márquez recuerda que desde el inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, el presidente señaló que a la mitad de su sexenio se realizaría la consulta de revocación de mandato “porque es un ejercicio que marca un precedente para los próximos mandatarios del país”.

 

La revocación de mandato se concibe como un mecanismo de rendición de cuentas. La rendición de cuentas es una obligación de las autoridades por la cual los políticos y funcionarios deben informar sobre sus decisiones y justificarlas. El segundo aspecto de la rendición de cuenta es la sanción de los servidores públicos y políticos que hayan violado sus deberes públicos.

 

El académico en el SUJ señala que en México “La revocación es una especia de elección intermedia para ver si el gobernante se queda o no. Esto causa polémica porque cuando se vota por algún cargo público (diputado, senador, presidente de la República) la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece periodos bien definidos para cada mandato. En algunas democracias, lo que se plantea de fondo es que si un representante popular no está cumpliendo con la tarea encomendada, entonces la ciudadanía tiene derecho de revocar el mandato, es decir, de no permitir que esa autoridad termine el periodo de su encargo por no haber cumplido sus obligaciones o no haber realizado lo que se prometió”.

 

En el SUJ consideramos que uno de los factores más relevantes en el proceso de fortalecimiento y consolidación democrática es la participación ciudadana. Por esta razón es estratégico para nosotros el contribuir a la formación de ciudadanías informadas, dinámicas, apropiadas de sus derechos, capaces de deliberar y actuar colaborativamente a favor del bien común. La verdadera transformación a favor de una sociedad más justa, democrática, equitativa sólo será posible desde la acción ciudadana, la cual debe estar cada vez más y mejor preparada para ejercer y defender plenamente sus derechos.

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish