Javier y Joaquín, agradecemos su vida y misión en la Tarahumara
  • Ya fueron recuperados los cuerpos del padre Gallo y el padre Morita.
  • El Padre Provincial viaja a Chihuahua para la misa de cuerpo presente de los jesuitas.

 

A través de un comunicado que circularon los jesuitas de México, denunciaron, con profundo dolor, el homicidio de los jesuitas Javier Campos Morales, S.J. y Joaquín César Mora Salazar, S.J., ocurrido el 20 de junio dentro del templo de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua.

 

El SUJ, se sumó a la Compañía de Jesús y alzaron la voz para condenar estos hechos violentos y exigir justicia y la recuperación de los cuerpos de los jesuitas, quienes fueron sustraídos del templo por personas armadas.

 

A los tres días, el 23 de junio, el Provincial de los jesuitas, el P. Dr. Luis Gerardo Moro Madrid S.J., y un representante del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” confirmaron ante la Fiscalía General de Chihuahua la identidad de los cuerpos de los jesuitas  Javier Campos Morales, S.J. y Joaquín César Mora Salazar, S.J., recuperados en la Sierra Tarahumara como los de Javier Campos y Joaquín Cesar Mora.

 

Junto a los sacerdotes se encontró el cuerpo del Sr. Pedro Palma, empresario turístico a quienes los sacerdotes jesuitas buscaron proteger en el templo de la comunidad de Cerocahui cuando era perseguido por un grupo delincuencial.

 

En su comunicado, la Compañía de Jesús hizo un llamado para continuar la búsqueda de las posibles víctimas de desaparición, tal como se hizo público desde el 20 de junio en la comunidad de Cerocahui.

 

De igual forma, la Provincia Mexicana reconoció que si bien la recuperación de los cuerpos pudo realizarse en menos de 72 horas, “esta acción es poco accesible a la mayoría de las familias cuyos casos no concitan atención pública”.

 

El sábado 25 de junio se llevó a cabo la misa de cuerpo presente de los Javier y Joaquín, en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, Chihuahua, ceremonia en la que etuvo presente el P. Dr. Luis Gerardo Moro Madrid S.J., Provincial de la Compañía de Jesús en México.

 

Los cuerpos Javier y Joaquín fueron trasladados a Cerocahui para ser velados. Y, finalmente, el lunes 27 de junio serán inhumados para que continúe la memoria viva de su legado en la Sierra Tarahumara.

 

Javier Campos Morales, S.J. “El Gallo” nació el 13 de febrero de 1943 en la CDMX. Ingresó a la Compañía de Jesús el 14 de agosto de 1959, a la edad de 16 años, para ser ordenado sacerdote el 8 de junio de 1972 en la Ciudad de México. Un año después empezaría su misión como superior local, vicario pastoral y episcopal en la Sierra Tarahumara, en la comunidad de Norogachi. Llegando a ser Párroco en Guachochi (1974-1983), Chinatú (1987 – 1999), en Cerocahui (1996 – 2016), para regresar en 2019-2022 donde fungiría como Superior de la Misión Jesuita, Párroco, Vicario de Pastoral Indígena de la Diócesis de Tarahumara, Asesor Regional de CEB’S (Comunidades Eclesiales de Base).

El día  20 de junio de 2022 fue asesinado por personas armadas en el interior del templo de Cerocahui, Chihuahua. Agradecemos su vida y misión en la Tarahumara durante 51 años.

 

Joaquín César Mora Salazar, S.J. «El Morita» nació el 28 de agosto de 1941 en Monterrey, NL. Ingresó a la Compañía de Jesús el 30 de julio de 1958, a los 16 años. Fue ordenado sacerdote el 1º de mayo de 1971 en Monterrey, NL, su ciudad natal. Misionó en la Sierra Tarahumara durante durante 6 meses 1976 en Sisoguchi, donde fue Vicario Cooperador. En la misma Tarahumara realizó su Tercera Probación (1976 – 1977) y regresaría en 1998-1999. Desde el 2000 fungió como Vicario Parroquial en Chínipas, hasta 2006, posteriormente como Vicario Cooperador en Cerocahui, Chih., desde 2007 hasta la fecha.

El día 20 de junio de 2022 fue asesinado por personas armadas en el interior del templo de Cerocahui, Chihuahua. Agradecemos su vida y misión en la Tarahumara durante 23 años y medio.

 

Confiamos que los testimonios de vida cristiana de nuestros queridos Javier y Joaquín sigan inspirando a hombres y mujeres a entregarse en el servicio a los más desprotegidos.

Descansen en paz.

 

 

Noticias relacionadas

El Sistema Universitario Jesuita condena y reclama el esclarecimiento del asesinato dos jesuitas en Chihuahua

El SUJ realiza misa por los jesuitas y civiles asesinados en Chihuahua

Rectores de las universidades del SUJ unen sus voces para exigir justicia con paz y reconciliación para México

Desplegado del Panel “Justicia con paz y reconciliación”

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish