La importancia del cumplimiento de la Constitución
  • En México necesitamos una cultura de aprecio a la legalidad y apego a la Constitución. Es de particular relevancia generar las condiciones para que las autoridades establezcan un compromiso sustantivo para su cumplimiento irrestricto.

 

En el marco del Día de la Constitución Mexicana, académicos del SUJ, en el ITESO señalan la necesidad de reforzar el cumplimiento de la actual Carta Magna y cuestionan las propuestas de nuevos proyectos constitucionales.

 

Marcos Francisco del Rosario Rodríguez, coordinador de la Licenciatura en Derecho del ITESO, considera que la verdadera deuda de los gobiernos mexicanos es cumplir lo que establecen los 136 artículos de la Carta Magna: “A la ciudadanía le tiene sin cuidado una nueva Constitución, al final de cuentas mientras no se cumplan los principios establecidos en ella, como los de desarrollo sustentable, acceso a servicios públicos o acceso a la justicia, no se genera un bienestar. La aplicación de las leyes es deficitaria y no hay un compromiso real por parte de la autoridad para implementarlas. Es necesario desarrollar una cultura de la legalidad, apego y aplicación de la Constitución, más que pensar en hacer una nueva. Me preocupa el desprecio de la autoridad por cumplir con lo establecido”.

 

Por su parte, Guillermo Gatt Corona, docente del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del ITESO, considera que lograr una nueva constitución en el contexto actual es inviable debido a la polarización política existente en el país “La mera iniciativa de proyecto es potencialmente peligrosa para un país que quiere una democracia robusta, especialmente cuando hay un gobierno con estas perspectivas de concentración del poder, poco dinamismo democrático y de culto a la persona. En un contexto así, los temas que ocuparían esa agenda serían los más polémicos y de interés partidista, no los tópicos importantes como seguridad, salud, órganos constitucionales autónomos, equilibrio del poder y acceso a la justicia”.

 

Los especialistas en derecho del SUJ consideran que nuestra constitución es muy amplia debido a que los partidos políticos incorporaron triunfos políticos y cosas que no tendrían que estar en ella: “La constitución ha sido capturada por intereses políticos desde hace unos 40 años para llevar a cabo reformas contextuales que tienes que ver con quien gobierna en el momento. Por eso las modificaciones no permean o no son permanentes; el documento ha sido remachado tantas veces que incluso hay cosas opuestas unas con otras”.

 

En un ejercicio autocrítico al ámbito académico, los juristas del SUJ señalan que en México este sector ha asumido una posición cómoda, emitiendo algunos posicionamientos y artículos con poca difusión: “Nos esta faltando exigir a las autoridades legislativas y gubernamentales que implementen políticas públicas adecuadas y hagan reformas pertinentes para incorporar los temas realmente importantes”.

 

Como parte de nuestras responsabilidades, el SUJ seguirá promoviendo e impulsando, dentro y fuera de nuestra comunidad, una mayor proactividad donde especialistas en materia legal, constitucional, en derechos humanos y políticas públicas planteen propuestas para que, en diálogo con distintos actores, se desarrolle y difunda un análisis profundo y propositivo del marco constitucional y cuerpo normativo que orienta la mayoría de los aspectos y dinámicas de la vida nacional.

 

Como SUJ estamos convencidos en la importancia estratégica de un modelo y andamiaje normativo que sea congruente con la necesidad de fortalecer la democracia y generar los cambios que sustantivamente permitan avanzar hacia una sociedad más justa, cuyo sentido este en garantizar el bien común.

 

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish