Jesuitas México dan inicio a la Jornada de Oración Por La Paz en Estela de Luz
  • Este domingo inició la Jornada de Oración por la Paz convocada para detener la violencia. 

 

 

Luego de la tragedia ocurrida en Cerocahui con el asesinato de dos jesuitas, la Compañía de Jesús en México invitó a la ciudadanía a participar en la Jornada de Oración por la Paz a la que convocaron junto con Conferencia del Episcopado Mexicano y la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México.

 

Unidos por el deseo de justicia, reconciliación y de paz, una diversidad de credos religiosos se dio cita en punto de las 11:00 de la mañana de este domingo 10 de julio, para dar inicio la Jornada de Oración por la Paz en la Estela de Luz en la Ciudad de México (CDMX) con un acto ecuménico en silencio.

 

La celebración eucarística se llevó a cabo en la Parroquia de la Sagrada Familia, ubicada en la colonia Roma en la CDMX, en donde se invitó a llevar velas para colocarlas en las placas de las víctimas de la violencia.

 

undefined

 

¿Qué acciones comprende la Jornada de Oración por la Paz? De acuerdo con un mensaje de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús , la Conferencia del Episcopado Mexicano y la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México son cuatro las acciones que comprende la Jornada de Oración por la Paz que dio inicio este domingo.

 

1.En todas las misas a celebrarse este 10 de julio se ha pedido hacer memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país y ofrecer la intención de la eucaristía por su vida para que su dolor nos acompañe en este camino por la paz.

 

2.Este mes de julio se pide celebrar misas o realizar oraciones comunitarias en lugares significativos que representen a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta, sean homicidios dolosos, feminicidios, activistas sociales o cualquier otra persona en situación de exclusión o vulnerabilidad, ahí existe una herida que sanar y ahí está la fuerza que hoy necesita el país para construir la paz. Hacer memoria de la muerte y resurrección de Jesús, en estos lugares, transformará el miedo en fuerza para construir la paz.

 

3.Como signo profético de la Iglesia, las eucaristías del día 31 de julio se pedirá por los victimarios, oremos por sus vidas y la conversión de sus corazones, tendiendo la mano para recibirlos con el corazón arrepentido a la casa de Dios.

 

4.Cada Diócesis, Congregación Religiosa o Parroquia, definirá las acciones a emprender para abonar a este camino para la paz, como son horas santas, procesiones por la paz, mensajes al pueblo de Dios.

 

undefined

 

En el SUJ tenemos fe de que el estruendo de nuestro silencio se escuche y abra el diálogo social para construir un camino de justicia y reconciliación que nos lleve a la paz. Entendemos que estamos delante de un problema complejo que necesita de todos y todas para atenderlo desde la raíz y así dejar, como lo afirma la Compañía de Jesús, “que el Cristo Resucitado haga surgir una nueva mirada que permita construir los acuerdos que hoy México necesita”.

 

Junto a la Compañía de Jesús, queremos abrir horizontes de diálogo, que el deseo de vivir en un país sin miedo y con justicia podamos construir, con fuerza y esperanza, la paz.

 

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish