El Rector de IBERO Torreón rinde su primer informe de gestión
  • “Ante los viejos y nuevos problemas sociales que en muchas ocasiones desaniman y desmovilizan las conciencias colectivas, sumamos nuestro saber y nuestro andar para construir una geopolítica de la esperanza”, Rector de IBERO Torreón.

 

 

El Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, Rector de IBERO Torreón, inició su primer informe compartiendo una pregunta que le ha ayudado a establecer prioridades para su rectorado: ¿Qué significa ser y hacer Universidad en tiempos pandémicos, de polarización social y política, y de expansión irracional de la violencia?

 

Hernández Avendaño, señaló que ante la desigualdad, el racismo, la ceguera moral, la consolidación del crimen organizado, la guerra, el patriarcado y una pandemia aún en curso, la universidad tiene el papel de interpretar este tiempo y de construir caminos de esperanza frente a la desmoralización y contra la acción que apuesta a inhibir la transformación de esta realidad.

 

“A lo largo de los últimos diez meses, la Ibero Torreón ha recogido un legado de 40 años y lo ha redefinido y resignificado leyendo espiritualmente los signos de los tiempos. Hemos iniciado un camino de crecimiento en calidad académica, incidencia social, formación integral, justicia laboral, inclusión y sustentabilidad. La universidad ha querido ser ágora pública para albergar voces heterogéneas que algo tengan que decir para construir alternativas y mejoras para nuestra región lagunera. Durante este tiempo hemos dedicado energía y mística en fortalecer nuestro ecosistema universitario que, junto con Ibero Monterrey e Ibero Saltillo, articulamos la presencia de la educación superior jesuita en el norte del país”, indicó el Rector.

 

En cuanto a los resultados de diez meses de rectorado, Juan Luis Hernández destacó que en el retorno a la presencialidad: “Pusimos manos a la obra para recuperar rigurosidad intelectual, pero nuestras pretensiones de calidad académica no han eludido el problema más grande en nuestros alumnos y alumnas, profesores y profesoras: la emergencia de los déficits de salud emocional pandémicos y postpandémicos. En ese sentido, hemos enfatizado el dominio de la pedagogía ignaciana que dispone que el primer paso del acto educativo es atender la experiencia del aprendiz. Mediante cursos y talleres hemos buscado concretar esta pedagogía con el método de aprendizaje situado, por ello cada vez más profesores de asignatura y de tiempo completo se han capacitado para aplicarlo progresivamente tanto en las licenciaturas como en el posgrado”.

 

En su reporte, el Rector de IBERO Torreón destacó que se actualizaron 16 planes de estudio en igual número de licenciaturas, proceso arduo y complejo al haberse atravesado la pandemia: “Esta actualización erige nuevas licenciaturas como Pedagogía, Comercio Internacional e Ingeniería Química. Uno de los aspectos que sobresale en estos planes es la innovación curricular, la interdisciplina, el trabajo y la evaluación colaborativa, los proyectos transversales y la atención a problemas de la región como insumo educativo para resolver”.

 

En cuanto a la investigación, el Mtro. Hernández Avendaño resaltó la reciente incorporación de dos académicos al Sistema Nacional de Investigadores, las dos convocatorias anuales internas para registrar proyectos de investigación en las cuatro líneas institucionales y las seis publicaciones realizadas en el último año, las cuales convierten a IBERO Torreón en la universidad que más publica en La Laguna sobre temas acuciantes.

 

De igual forma, el Rector de la universidad jesuita en La Laguna destacó la participación en la investigación de AUSJAL “Crisis y desencanto con la democracia en América Latina”, así como en la publicación organizada por la Universidad de La Sabana de Colombia que convocó a académicos de Europa, Estados Unidos y América Latina, entorno a la sostenibilidad y el desarrollo humano integral en donde IBERO Torreón contribuyó con la presentación de la “Renta básica universal frente a los cambios inminentes en el futuro del trabajo y las desigualdades sociales”.

 

Respecto de la incidencia social, Hernández Avendaño resaltó que la universidad jesuita en Torreón se ha centrado en tres temas estratégicos para La Laguna: la gobernanza del agua, el acceso a la justicia y la alternancia municipal.

 

En los tres temas estratégicos de incidencia, IBERO Torreón se convirtió en el espacio de diálogo y generación de acuerdos en medio de un ambiente de polarización, politización y frente a dinámicas que buscaban inhibir la construcción de acuerdos. Respecto de la gobernanza del agua, el Mtro. Hernández refirió: “IBERO Torreón puso por delante sus capacidades mediadoras para que la sociedad civil y las instancias públicas estatales y federales llegaran a acuerdos para la construcción del megaproyecto Agua Saludable. En esta coyuntura, nuestra universidad creó el Observatorio Socioambiental, que fijó posición en torno a ver la problemática del agua como una agenda hídrica más integral, más allá del propio megaproyecto y que atendiera causas más estructurales”, refirió el Rector.

 

Respecto del acceso a la justicia, IBERO Torreón aceptó ser parte del Consejo Académico del Poder Judicial del Estado de Coahuila para acompañar los esfuerzos en cuanto a consolidar la carrera judicial. En este contexto, la universidad jesuita de La Laguna inauguró la Clínica Jurídica “Monseñor Óscar Arnulfo Romero”, la que, mediante el Proyecto Inocente, excarceló a un joven sentenciado a 50 años del que logró demostrarse su inocencia. Complementariamente, IBERO Torreón fue sede de la Cátedra Cossío, constituida por una red de escuelas de derecho de México y América Latina convencidas de cambiar el modelo de enseñanza-aprendizaje de dicha disciplina y de hacer el oficio de abogado más digno y pertinente para los nuevos problemas jurídicos, facilitando la justicia a los más vulnerables.

 

El último tema de incidencia informado por el Rector Hernández Avendaño, fue el relativo a los convenios firmados con el nuevo gobierno municipal, los cuales: “Nos comprometen a sumar en la hechura de políticas públicas en materia ambiental, gobernanza, sustentabilidad urbana, reconstrucción del tejido social. En este marco surgió nuestro segundo observatorio, el Observatorio de Violencias Sociales y experiencias comunitarias, desde donde se acompañan a familiares en la búsqueda de sus desaparecidos, y se perfilan acompañamientos comunitarios para la reconstrucción del tejido social”.

 

En cuanto a la espiritualidad ignaciana y la formación integral, Hernández Avendaño enfatizó “Nuestra apuesta más radical es que nuestro discurso ignaciano se haga experiencia. Por eso impulsamos la carrera 5K con el tema de los desaparecidos, desde la cultura traemos a la Laguna la Muestra Internacional de cine con propuestas para mirar la realidad con pensamiento crítico y compasivo. Emergió Ibero Acompaña como nuestro modelo de cura personalis para las tutorías y el acompañamiento de la salud emocional quebrada en tiempos pandémicos. Reagrupamos nuestros programas de incidencia y los programas de derechos humanos, reconstrucción del tejido social, migrantes y sustentabilidad se plantean desde el eje fe-justicia”.

 

De igual forma, el Rector de IBERO Torreón precisó “En coherencia con lo que decimos que somos y hacemos, por justicia laboral aumentamos en 20 y 30% los sueldos de 63 colaboradores de servicios de apoyo (vigilancia, intendencia, mantenimiento, áreas verdes, eventos especiales) que hacen buena parte de su trabajo sin aire acondicionado, en las inclemencias del clima extremo, y ahí están, sirviendo y ayudando a que nuestra universidad no falle en su quehacer”.

 

Al finalizar su reporte, el Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, Rector de IBERO Torreón, reconoció y agradeció a la comunidad universitaria la fuerza de su espíritu: “He notado el compromiso que cada uno y cada una tiene con sus alumnos y sus pares, he apreciado los talentos y habilidades que enriquecen nuestra tarea y misión. Gracias por haber estado disponibles durante este tiempo de cambio y estabilidad, de relanzamientos y resignificados. Gracias por ser parte de la solución y no del problema. En mi relación con ustedes y en la realización de una misión común, he querido reivindicar una pedagogía de la camaradería, no basada en el poder vertical y autoritario sino confiando en las personas, en la libertad con responsabilidad, en el ejercicio del libre albedrío y, sobre todo, en el impulso de distintos liderazgos que entiendan la colaboración, la cooperación constructiva y el que practiquemos el perdón y la reconciliación cuando nos equivoquemos”.

 

Las universidades del SUJ nos congratulamos de los logros que la comunidad de IBERO Torreón ha conseguido durante 10 meses de rectorado del Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño. Sin duda esperanza y fuerza son las palabras que describen el rumbo que IBERO Torreón está marcando con su dinámica y propuestas.

 

 

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish