Y tú, ¿ya tienes compañero de viaje?

“La cultura del encuentro es un llamado que nos invita a atrevernos a mantener vivo un sueño compartido. Sí, un gran sueño, un sueño que tiene un lugar para todos y cada uno”. Papa Francisco

 

¿Cómo buscas un compañero de viaje? Tal vez se piense en muchas características; es importante que compartan los mismos gustos, que sean buenos amigos, y por supuesto un compañero de viaje debe ser flexible y con espíritu solidario. Ya que para muchos un compañero de viaje multiplica las posibilidades de aventura y te ofrece la oportunidad de compartir de inmediato tus emociones y hallazgos.

Pero ¿te has puesto a pensar si tú serías un buen compañero de viaje? Cada una de las instituciones del Sistema Universitario Jesuita busca formar en cada alumno esa conciencia y humanidad que se necesita para poner el corazón en “modo aventura” al cumplir con una de las preferencias apostólicas que es caminar junto a los pobres, los descartados del mundo, los vulnerados en su dignidad en una misión de reconciliación y justicia.

Misión que muestra a cada estudiante que de alguna forma todos hemos sido vulnerables, les enseña que al emprender este viaje de ayuda al prójimo, están en el camino de  toparse con un compañeros de viaje, los cuales puede que no sean los que eligieron pero si los que necesitan para poder encontrar esa solidaridad espiritual que tal vez no habían encontrado antes y siempre es necesaria. Estamos conectados con nuestro interior, pero también con el exterior, y en los dos tipos de conexiones la empatía juega un papel muy importante.

La palabra “compañero” por sí misma encierra implícitamente el concepto de solidaridad. Acompañar es estar ahí para el otro. Establecer empatía y ser receptivo a su forma de ser y de actuar. Estar dispuesto a prestarle ayuda si lo necesita, trascendiendo el interés personal y con agrado. Además, gracias a los adelantos tecnológicos, el mundo exterior con el que podemos interactuar e interaccionar es cada vez más amplio.

Tenemos claro que los jóvenes de hoy enfrentan enormes desafíos: la incertidumbre de las relaciones en una era digital, la disminución de las oportunidades de trabajo, el crecimiento de la violencia política, la discriminación y la degradación del medio ambiente. Todo esto hace que les sea difícil encontrar un camino donde puedan construir relaciones de apoyo, personales y familiares, basadas en sólidos fundamentos espirituales y financieros. Y en el SUJ estamos preparados para acompañarlos en este viaje para enfrentar esos desafíos.

En todas las universidades jesuitas de México existen programas a los que los estudiantes  pueden sumarse, entre ellos se encuentran: el Programa de Asuntos de Genero, Programa de Asuntos migratorios, Programa del cuidado de la Casa Común, el Programa de Interculturalidad y Asuntos Indígenas y Programa de Derechos Humanos.

Cada uno de ellos tiene el objetivo de romper con los muros que la sociedad ha puesto entre ricos y pobres, entre jóvenes y viejos, entre los que están en su tierra natal y los que tienen que emigrar. En todos aquellos que necesitan de una mano amiga que sea empática y guardián de sus derechos humanos.

Tenemos claro que ahora es momento de que la juventud tome decisiones fundamentales, siendo el comienzo del proceso de hacer realidad y cumplir nuestros sueños. Al ingresar al SUJ contarás con todas las herramientas para ser y hacer compañeros de viaje. Estas cualidades te ayudarán a incrementa tu confianza para aventurarte a descubrir lo nuevo y constituye un valioso recurso frente a cualquier dificultad que se te presente. Encontrar un compañero de viaje con las características que forman la educación jesuita es garantía de sumar de manera significativa a tu travesía.

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish