Universidad del SUJ impulsa emprendimiento en colectivo

  • “Estamos convencidos de que la economía debe estar centrada en la persona, y la comunidad debe ser un actor proactivo para tener otro modelo económico”, Dirección de Integración Comunitaria (DIC) del ITESO.

 

La primera edición del Reto Emprende en Colectivo organizado por la universidad jesuita de Guadalajara terminó con dos proyectos ganadores del primer lugar: Cuidar es Amor y La Vendimia

Cuidar es Amor, esta encabezado por 12 mujeres que con su proyecto atienden dos problemas: su desempleo y la necesidad que tienen muchos adultos mayores de la ribera de Chapala de contar con apoyo en las labores y cuidados. Sus integrantes se describen como doce mujeres comprometidas con la atención domiciliaria para que el adulto mayor se sienta seguro y acompañado.

La Vendimia es un proyecto que desde 2016 ha agrupado a mil 500 pequeños productores que han expuesto sus productos a casi 8 mil personas en diferentes lugares y épocas del año. Han crecido de tal forma que ahora quieren poner un lugar fijo para atender mejor las necesidades de los pequeños empresarios, muchos de los cuales no tienen las habilidades o los recursos necesarios para hacer comercio en línea.

La Dirección de Integración Comunitaria (DIC) del ITESO, organizadora de Reto Emprende en Colectivo, señaló que los premios a los dos primeros lugares no se dividirían sino que cada proyecto recibiría las 20 horas de asesoría y acompañamiento a sus procesos de incubación según las particularidades de cada iniciativa.

Este año, Reto Emprende en Colectivo tuvo como tema la economía social como alternativa social y económica ante la desigualdad. El enfásis de la convocatoria se puso en proyectos que involucraran a varias personas y que contribuyeran a mejorar a sus comunidades. En total se inscribieron 19 proyectos, de los cuales salieron tres finalistas: Pequeño Mundo Solitario, de Torreón, Coahuila; Cuidar es Amor, de Chapala, Jalisco, y La Vendimia, de Colima, Colima.

Para decidir a los ganadores, los integrantes de cada proyecto presentaron sus iniciativas ante un jurado integrado por instancias como el Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes); IBERO Puebla; la Cooperativa Exeo Consultoría; la Escuela de Economía Social de Andalucía, España y la Escuela de Negocios del ITESO.

El segundo lugar fue otorgado a un proyecto de cooperativa de ahorro y compras para combatir la pobreza extrema, el cual consiste en lograr un fondo común para comprar canastas básicas a precio de mayoreo para que los socios puedan adquirirlos más facilmente. El ahorro que se logra con esta iniciativa puede ser de hasta 30 por ciento y actualmente beneficia a diez familias, quienes también reciben formación en temas de solidaridad y cooperativismo. Para finalizar, el jurado declaró desierto el tercer lugar.

Para el SUJ es muy importante construir un enfoque de compromiso social y trabajo colaborativo práctico que tenga efectos concretos y sustantivos para mejorar la vida de las personas. Nuestra prioridad no es hacer cosas buenas que sólo hagan sentir bien a las y los integrantes de nuestras comunidades; nuestra misión es promover la solidaridad y el compromiso social como modo de proceder profesional “normal y obvio”.

Con nuestras iniciativas buscamos transformar mentalidades; así como articular esfuerzos, recursos, sueños, saberes y energías para experimentar que es posible llevar a cabo acciones e iniciativas transformadoras con efectos concretos y sustantivos en la realidad y la vida de las personas.

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish