Tú, que cuidas la Casa Común. Queremos acompañarte

“¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá”. Encíclica Laudato Si’ Papa Francisco

 

Para el Sistema Universitario Jesuita (SUJ) es de suma importancia educar a profesionales con una sólida formación académica y humana, capaces de iniciar los cambios de valores, hábitos y conductas necesarios para promover un modelo de desarrollo sostenible, teniendo en cuenta la realidad y heterogeneidad del territorio y de la cultura.

Desde hace unos años, las universidades del SUJ realizan esfuerzos para mejorar la gestión ambiental y “enverdecer” sus campus, con el fin de dar el ejemplo desde el diario quehacer de las universidades. En general esto se ha hecho a través de proyectos e iniciativas que tienen que ver con el reciclaje de los desechos, la eficiencia en la utilización de la energía eléctrica y del agua, mejoras en la eficiencia del transporte universitario, promoción del uso de bicicletas en los campus, construcción de nuevos edificios “verdes”, etc.

La tarea que las universidades del SUJ han asumido, con una clara percepción de los retos ante el cambio climático, se caracteriza por integrar las posturas sobre Educación Superior y Ambiente y el compromiso de transversalidad hacia una ética para vivir de una manera sustentable, investigando formas y modelos de mitigación y adaptación al cambio climático, de reducción de la pérdida de biodiversidad, y de producción y consumo sostenible.

El cuidado de la Casa Común es el tema de la encíclica Laudato Si’, que el Papa Francisco difundió en 2015. En la carta se abordan, desde bases científicas, el aceleramiento del cambio climático y el calentamiento global, así como sus consecuencias ecológicas, sociales y económicas.

Para incidir en estas asignaturas pendientes el Pontífice habla de una ecología integral, la cual, en sus palabras, “requiere apertura hacia categorías que trascienden el lenguaje de las matemáticas o de la biología y nos conectan con la esencia de lo humano”.

La ecología integral contempla las diferentes relaciones en ámbitos como el ambiental, económico, social, cultural y en la vida cotidiana. Todas parten del bien común y de la justicia intergeneracional. Esto significa preparar a los estudiantes y sus familias para identificarse y sentirse responsables de toda la creación; asumir la visión de amor divino por el mundo.

En el SUJ seguimos el pensamiento que plasma la encíclica Laudato Si’  “Nos proponemos, desde lo que somos y con los medios a nuestro alcance, colaborar con otros en la construcción de modelos alternativos de vida basados en el respeto a la creación y en un desarrollo sostenible capaz de producir bienes que, justamente distribuidos, aseguren una vida digna a todos los seres humanos en nuestro planeta”.

Este compromiso se manifiesta en ingenieros, comunicadores, economistas, lingüista, en todo docente dentro del SUJ que influye en sus estudiantes para accionar ante la problemática ambiental que vivimos, pues para cuidar el planeta se requieren todas las manos y mentes disponibles.

 

Referencia
Jesuits Global
educate magis

 

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish