Miradas de la pandemia desde la teología

  • Universidades del Sistema Jesuita colaboran en la serie Los Cuadernos Fallidos del Cex, una iniciativa de reflexión sobre la contingencia sanitaria desde el punto de vista teológico. 

La abundancia de discursos en torno a la emergencia sanitaria por la pandemia COVID-19 llevó al Centro de Exploración y Pensamiento Crítico (Cex) de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México a hacer girar las hélices y generar un contenido cuyo objetivo es desatar una dinámica de pensamiento, reflexión y conversación sobre temas cruciales para los tiempos que corren, desde la dimensión teológica.

De esta iniciativa surge la serie Los Cuadernos Fallidos del Cex, cuyo primer número es Teología en contingencia, una coedición entre el ITESO, el Departamento de Ciencias Religiosas de la Ibero Ciudad de México y el Cex, en el que colaboran no solo académicos de ambas universidades jesuitas o de otras casas de estudio, sino también personajes dedicados a las artes, las ciencias y otras disciplinas.

“La pandemia de COVID-19, desde su comienzo a finales de 2019, ha sido el tema central de agendas mediáticas en México y el mundo en medios de comunicación tradicionales, redes sociales y en el ámbito de las conversaciones personales y grupales cotidianas. De las hélices de información, la sobreinformación y la infodemia en las que la sociedad está inmersa, el gran ausente ha sido el acercamiento teológico, aquel que enfrenta críticamente la realidad desde las preguntas últimas de la condición humana y el sentido trascendente de la existencia”, señala Carlos Luna, director de información académica del ITESO, acerca de la importancia del proyecto.

Esa dimensión, menciona, que va más allá, no en contraposición, del conocimiento que aportan las distintas ciencias y que, contra lo que suele pensarse de la teología, está en el centro mismo de nuestras vidas, nuestras interacciones, nuestros afanes cotidianos, la búsqueda de sentido y la experiencia de nuestra vulnerabilidad, encuentra en Teología en contingencia un espacio de pensamiento crítico para acercarnos a ella.

Un aspecto importante de esta serie es la innovación metodológica que plantea. Luna explica que “el proyecto está planteado en torno de una metáfora helicoidal, es decir, en forma de hélice, algo que gira desde un centro e impulsa el movimiento. Un panel de personas comprometidas con la reflexión teológica da el impulso original en una conversación en vivo, luego, un segundo grupo de personas, desde distintas perspectivas disciplinarias y experiencias de vida, comentan lo dicho en el panel, tras lo cual la conversación se abre a todas aquellas personas que quieran sumarse a la reflexión en la aportación libre”.

Carlos Luna, comenta que la dirección académica de este proyecto colaborativo entre esta casa de estudios y la Ibero Ciudad de México está bajo la responsabilidad de Arturo Reynoso Bolaños, SJ, investigador del ITESO adscrito a la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla, SJ.

Reynoso tiene a su cargo la dirección académica de este proyecto colaborativo y es el coordinador del primer número de la serie de cuadernos. Comenta que a principios de junio se comenzó a gestar este proyecto, pensado como un “laboratorio” de la teología en el que se intenta responder qué teología, o qué discurso sobre la presencia divina es posible hacer, o no hacer, durante la pandemia.

Su trabajo consistió en convocar a las distintas voces de la hélice inicial y la hélice replicante, pero el proceso que le entusiasma más es el de la tercera hélice, en el que se distribuirán frases significativas de estas reflexiones en las redes sociales, espacios en los que ya no tendrán control sobre las discusiones que se gesten, pero que son vitales en el cometido de llevar la academia a la cotidianidad.

“Si la academia no se va a la cotidianidad tiene poca repercusión”, afirma Reynoso.

El material resultante de esta tercera hélice será recopilado y devuelto a la hélice inicial, generando así nuevas sesiones de conversación en torno a las ideas y opiniones de las personas que interactuaron en la dinámica.

Ya pueden verse los videos de quienes integran la hélice inicial y la hélice replicante. A partir del lunes 24 de agosto estará disponible la hélice-réplica y se compartirá el contenido extraído de estas hélices en las redes sociales del ITESO, de la Ibero Ciudad de México y en las de personajes de distintos ámbitos que generan conversación en sus propias redes.

Reynoso no descarta que, a futuro, además de la huella digital de estas reflexiones, quede un testigo físico “porque creemos que la red es perecedera, pero no es así”.

Entre las visiones esperanzadoras, y las no tanto, que se comparten en las dos primeras hélices, Reynoso, desde lo que llama su privilegio del confinamiento, comparte que escuchar cada una de estas visiones le hace sentirse acompañado, y espera que quienes se animen a ser parte de esta hélice, desde su escucha y su silencio o su palabra, también se sientan igual.

Para tomar en cuenta

  • El nombre de la serie, Los Cuadernos Fallidos del Cex, tiene su origen en la geología, en donde una falla es una fractura en el terreno a lo largo de la cual se deslizan bloques antagónicos.
  • Los participantes de la primera hélice son Alfonso Alfaro y Marta Petersen, profesores del Departamento de Filosofía y Humanidades del ITESO; Arturo Reynoso, SJ; Georgina Zubiría, religiosa del Sagrado Corazón de Jesús (RSCJ); Ángel Méndez Montoya, hermano cooperador en la Orden de Predicadores y académico del Departamento de Ciencias Religiosas de la Ibero Ciudad de México, y Juan Carlos Henríquez, SJ, director del Cex.
  • Los participantes de la hélice replicante son Gastón Melo, fundador del Instituto de la Mexicanidad; Renato Garza, artista visual, investigador, productor y educador cultural; Isabela Corduneau, académica de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México; Lorena Abrahamsohn, gestora cultural, actriz y docente; Santiago Aranda, integrante del grupo de desarrollo de la empresa IEnova, profesor adjunto de la materia de “Sustentabilidad empresarial” en la Universidad Panamericana, y miembro de la Mesa Directiva de la Asociación Americana de Teilhard de Chardin, y Benjamín Mayer, fundador de 17, Instituto de Estudios Críticos, entre otros colaboradores.

 

Redacción Sala de prensa ITESO.

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish