México transita al envejecimiento
  • En México el número de adultos mayores se ha incrementado y se calcula que en treinta años uno de cada cuatro mexicanos y mexicanas tendrá más de 60 años de edad.

 

 

El cambio de una población de jóvenes a una de adultos mayores impactará en todos los aspectos de la sociedad. Según el Censo de Población y Vivienda, la población de adultos mayores en México ha aumentado de un 7.6 al 12 por ciento.

 

Frente a esta realidad, el SUJ tiene diversos proyectos de investigación e incidencia relacionados con el envejecimiento de la población, muchos de los cuales se ejecutan en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

 

Rocío Enríquez, académica del ITESO, trabaja sobre el envejecimiento desde la sociología de las emociones y el cuidado. Unos de sus proyectos, en colaboración con universidades de Uruguay y España, refiere a las subjetividades, emociones y procesos de colectivización del cuidado y bienestar social en la vejez, así como con la vivienda y movilidad en las personas mayores: “Frente a este escenario se requiere una acción concertada, catalizadora y de colaboración para mejorar la vida de las personas mayores, de sus familias y de las comunidades en las que viven.

 

Desde el Laboratorio de Movilidad Reducida y Tercera Edad del ITESO, se genera información sobre las condiciones de vivienda en personas mayores: “Es importante que la vivienda tenga una oferta social de apoyo. El hábitat puede limitar la autonomía o apoyar al adulto mayor. También la ciudad puede limitarlo y podemos volver prematuramente dependientes a los adultos mayores”, comenta Alejándro Pérez académico del ITESO.

 

Por su parte, Luis Raúl Rodríguez, integrante del Departamento de Economía, Administración y Mercadología (DEAM) del ITESO señala que “La emergencia nacional de este tema es que podríamos convertirnos en una población de viejitos pobres considerando, entre otros factores, que en 30 años no se contará con un sistema de pensiones capaz de sostener a la población que esta envejeciendo”.

 

Con la finalidad de construir proactivamente soluciones a dicho contexto, las líneas de investigación del DEAM se orientan a desarrollar instrumentos financieros para incidir en la crisis pues se trata de un problema macroeconómico que no se resuelve con una intervención pequeña: “El tema debería ser retomado por el Congreso de la Unión; entre más tiempo pase más triste será el escenario para los próximos 30 años. Dentro de la investigación se propone un régimen en el que la seguridad social y la salud no sean ocupacionales sino que se tenga acceso a esos derechos independientemente del estatus laboral, es decir, sólo por el hecho de ser mexicano”.

 

Con estos proyectos, el SUJ busca aportar compresión sobre las condiciones de vida, emocionalidad y formas de organización que favorecen el bienestar social. Nuestro interés es explorar referentes y modelos que puedan replicarse en distintos contextos para contribuir a un envejecimiento digno en México.

 

 

Más
Noticias

Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish