Investigadores en el SUJ analizan la respuesta gubernamental ante la pandemia

  • Únicamente 4 de cada 10 hogares en el país se beneficiaron con algún programa o apoyo de gobierno, por lo que sigue siendo urgente lograr que los 5.5 hogares de estratos más bajos que no han recibido ningún programa de gobierno sean atendidos.

 

El SUJ, a través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) en la IBERO Ciudad de México, realizó una encuesta para analizar la etapa actual respecto del alcance y efectividad que tuvieron los programas sociales implementados por el Estado mexicano en favor de la población durante esta pandemia por COVID 19.

Según el documento, únicamente 4 de cada 10 hogares en el país se beneficiaron con algún programa o apoyo de gobierno. Al respecto, se encontró que la entrega de programas y apoyos fue mayor en los hogares de menor nivel socioeconómico que en aquellos de mayores recursos: el 20% de los hogares de estratos altos recibió algún apoyo contra el 45% de la población de menor nivel socioeconómico. Aún a pesar de los avances al respecto, sigue siendo una alerta el espacio vacío en el que se encuentran 5.5 de cada 10 hogares de estratos bajos que no están recibiendo ningún programa social.

En cuanto al tipo de apoyos implementados, la encuesta realizada por la IBERO arroja que el gobierno mexicano se enfoco a reforzar los programas sociales preexistentes a la crisis. Los principales programas sociales reportados en marzo de 2021 fueron las Pensiones de Bienestar (17%) y las Becas Benito Juárez (15%). Sumado a dichos apoyos, algunos gobiernos e instituciones locales implementaron distintas acciones, entre las que predominaron la entrega de despensas (16% de hogares mencionó recibirlas).

En contraste, durante marzo de este año el 64% de los hogares declaró tener menos ingresos que antes de la pandemia, siendo los hogares de menor nivel socioeconómico quienes registraron una mayor pérdida de ingresos (70%) que aquellos de mayor nivel socioeconómico (53%).

Estos datos nos reflejan que, hoy mismo, la labor más urgente es garantizar y proteger los derechos a la alimentación, a la educación y a la salud, pues han sido los más afectados durante la pandemia.

Para lograr la garantía y protección de, por lo menos, los derechos mencionados, los expertos del EQUIDE consideran fundamental el garantizar la eficiente ejecución de las soluciones propuestas por parte del gobierno. De igual forma, consideran crucial el reforzamiento de programas sociales para aminorar los efectos de la pandemia y proteger el bienestar social y económico de las poblaciones.

Ante el actual escenario será prioritario brindar apoyo a todos aquellos que se vieron afectados en su ingreso debido a la pérdida de empleo, ya que, según la investigación, la recuperación en el ingreso de los hogares sigue rezagada respecto a la recuperación en el empleo.

El SUJ siempre será un aliado en la construcción e implementación de alternativas para el beneficio común y público, particularmente para las poblaciones más vulnerable.

Nuestro interés es contribuir al buen gobierno y la adecuada gestión de los asuntos y problemas públicos, sobre todo en periodos de crisis como el que vivimos. Ofrecemos nuestro saber situado, el rigor y ética de nuestro trabajo intelectual e investigación, nuestro espíritu de colaboración cuya preferencia esta en fortalecer a los menos favorecidos.

 

Nota relacionada 

Inseguridad alimentaria, consecuencia grave de la pandemia por COVID-19: Investigadores del SUJ

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish