Docentes rurales multigrado no reciben formación adecuada para realizar sus funciones

  • Un estudio realizado con 3,000 docentes del Estado de México, Guanajuato, San Luis Potosí, Veracruz, Chihuahua y Baja California Sur revela que 70% no tuvo ningún tipo de formación para impartir la modalidad multigrado.

 

Como parte del proceso de diseño de la Licenciatura en Educación Multigrado en que colaboran la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), la universidad jesuita de la Ciudad de México y la Red Temática de Investigación de Educación Rural, se aplicó una encuesta, entre cuyos resultados se destacan los siguientes:

  • 7 de cada 10 docentes no recibió curso, diplomado o formación alguna para desempeñarse como docente multigrado.
  • Las y los docentes que sí recibieron formación multigrado ecibieron contenidos como prácticas de observación de escuelas multigrado, simulación de planeaciones para grupos multigrado, realización de prácticas profesionales o del servicio social en escuelas multigrado del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) y asesorías para elaborar documentos administrativos para multigrado.
  • Respecto de la formación multigrado recibida, las y los docentes consideraron que los conceptos y aspectos teóricos no se contrastaron lo suficiente con las condiciones reales de las zonas y territorios rurales en que ejercerían su función.
  • Las y los docentes mencionaron que en su formación multigrado se dejaron fuera estrategias específicas para trabajo multigrado, uso específico de libros de texto y su adecuación para aulas multigrado, evaluación para grupos multigrado, entre otros temas y prácticas relevantes.
  • Las personas encuestadas enfatizaron la ausencia de formación en alfabetización inicial, es decir, enseñar a leer y a escribir a niños y niñas procedentes de territorios rurales; y en gestión escolar, la cual es necesaria pues muchos docentes rurales tienen que trabajar también como directores de la escuela donde imparten clases.
  • Alrededor del 70% de las y los encuestados mencionaron haber recibido algún tipo de asesoría para trabajar en escuelas multigrado, pero no fue brindada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), sino mediante cursos, talleres, consejos técnicos de zonas rurales, encuentros estatales y en congresos relativos a la educación multigrado.
  • Más del 60% de los docentes recibieron apoyo en su trabajo cotidiano para el multigrado como parte del trabajo colaborativo con otros colegas, lo cual se valoró muy importante. Otra fuente de apoyo fueron ciertas autoridades educativas, por ejemplo inspectores, supervisores escolares, asesores técnico pedagógicos (ATP); sin embargo, alrededor del 8% de los docentes encuestados manifestaron no recibir ningún tipo de acompañamiento o apoyo.

 

Las personas consultadas por IBERO Ciudad de México, la UPN y la Red Temática de Investigación de Educación Rural, plantearon las siguientes alternativas y propuestas:

  • Que la formación continua tenga tres ejes: pertinencia, lo que significa partir de la realidad de las escuelas multigrado; estrategias específicas y adecuadas que sean prácticas y vivenciales; considerar que a los docentes rurales no se les pueden ofrecer cursos virtuales porque la mayoría no tiene acceso a Internet.
  • Como docentes multigrado que trabajan en contextos rurales deben fortalecerse los procesos de formación en planeación didáctica para exponer multigrado; metodologías, estrategias y actividades didácticas específicas para escuelas multigrado -relacionado con la evaluación y las adaptaciones curriculares-; contenidos específicos para lenguas indígenas, inglés, matemáticas, artes y educación socioemocional; manejo de recursos tecnológicos -considerando su importancia con la pandemia-; y estrategias para atender la deserción, reprobación, extraedad y los factores de rezago en los estudiantes.
  • Las y los docentes consideran importante abrir espacios para compartir experiencias, buenas prácticas, estrategias de trabajo y materiales que los propios docentes elaboran en sus espacios de trabajo; dar seguimiento a los logros de las escuelas multigrado; y fortalecer las redes de tutoría y comunidades de aprendizaje de trabajo colaborativo entre los propios docentes.
  • También consideran importante recibir información y formación sobre: historia de las escuelas multigrado, función de las escuelas multigrado, bondades y potencialidades de la educación multigrado, políticas o acciones educativas para el multigrado, y gestión escolar en escuelas multigrado.

 

Los resultados antes mencionados fueron revelados en la Séptima sesión del Seminario de Investigación del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE), el cual forma parte del SUJ, dedicada al tema Necesidades de formación de docentes rurales y, sobre todo, fueron base importante para el diseño del programa de Licenciatura en Educación Multigrado de la Universidad Pedagógica Nacional, desarrollado por académicos de la Unidad Ajusco de la UPN e investigadores la  universidad jesuita de la Ciudad de México.

De esta manera, el programa de licenciatura quedó integrado con las siguientes nuevas asignaturas: Historia de la Educación Multigrado, Modelos Educativos Multigrado, Planeación en Escuelas Multigrado, Matemáticas en Escuelas Multigrado, Lenguaje en Escuelas Multigrado.

La apuesta educativa del SUJ supone, también, el acompañamiento a las y los docentes del país, particularmente cuando estos trabajan con niñas, niños y adolescentes de sectores vulnerabilizados.

Si bien el derecho a la educación es una obligación del Estado mexicano, quien debe disponer todo lo necesario para garantizar que todas las personas, en todas sus etapas de desarrollo, tengan la garantía de acceso a una educación pertinente y adecuada, el SUJ considera una tarea estratégica contribuir al fortalecimiento y acompañamiento a las y los docentes que son quienes día a día enfrentan y deben resolver todas las problemáticas que el sector educativo y las políticas públicas actuales no han contemplado ni han atendido.

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish