Alumna del SUJ finalista del premio a la innovación juvenil rural del FIDA-ONU

  • Cristina Méndez, estudiante de la Maestría en Creación y Desarrollo de Empresas Sociales y Solidarias, participó como una de las representantes de la cooperativa de mujeres tseltales Junpajal O’tanil

 

Cristina Méndez Álvarez, estudiante de maestría en la universidad jesuita de la Ciudad de México, aplica los conocimientos y herramientas con que esta siendo formada en el SUJ para la gestión y acompañamiento a organizaciones, empresas y proyectos de economía e impacto social.

La estudiante de la Maestría en Creación y Desarrollo de Empresas Sociales y Solidarias de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y alumna del Segundo Curso de Dinamizadores Territoriales del Proyecto SUS-TER, forma parte de una de las iniciativas finalistas del Premio a la Innovación Juvenil Rural de América Latina y el Caribe, el cual es iniciativa del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la Organización de las Naciones Unidas y es cofinanciado por el Mecanismo de Cooperación Sur- Sur.

Cristina es parte del Consejo Directivo de la cooperativa de 39 mujeres tseltales Junpajal O’tanil (armonía del corazón, en español), la cual fue finalista del premio mencionado junto con otras cuatro iniciativas en la categoría Empoderamiento femenino e inclusión de género. En el concurso, Junpajal O’tanil estuvo representada por Manuela Rodríguez, directora y socia; Ana Gómez, coordinadora comunitaria; Ana Laura Torres, coordinadora de producción y por Cristina.

La estudiante de posgrado en el SUJ reflexionó que haber estado entre las finalistas dio visibilidad a Junpajal O’tanil, el cual forma a las mujeres para que protagonicen el desarrollo de su región e impulsen iniciativas organizativas y emprendimientos productivos basados en la economía social y solidaria. Los productos que elaboran bajo la marca Xapontic son jabones artesanales, shampos y cremas para la piel, elaborados con ingredientes endémicos de su región que cultivan en sus huertos.

En el futuro, el sueño de Junpajal O’tanil es ser una organización de mujeres tseltales que fortalezca los medios de vida de sus familias, y acompañe a otras mujeres indígenas en emprendimientos colectivos, promoviendo y reivindicando la defensa de sus derechos.

Para el SUJ es un orgullo que las integrantes de nuestra comunidad reciban el reconocimiento que merecen por su compromiso y por la implementación de sus conocimientos, habilidades y competencias para impulsar, fortalecer y hacer crecer procesos sostenibles y de transformación social.

Un abrazo a Cristina y nuestro compromiso con ella y con todas y todos los integrantes de la comunidad SUJ vinculados al diseño, implementación y acompañamiento de proyectos para el bienestar común.

Top
Facebook
Twitter
es_MXSpanish
es_MXSpanish